QUÉ SON LAS ESCUELAS DE EVANGELIZACIÓN Y QUÉ ES LO QUE PRETENDEN.

Las escuelas de evangelización responden al mandato de Jesús: "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación". (Mc.16, 15).

La Iglesia, en estos últimos tiempos, está insistiendo en la Evangelización en el mundo de hoy, tan descristianizado, como lo hizo Pablo VI en la Exhortación "Evangelii Nuntiandi" y Juan Pablo II en la "Cristifideles laici" hablando de una nueva evangelización.

La Comunidad "Siervos de Cristo Vivo" ha sentido esta llamada, ya que ha sido fundada para que sea una Comunidad contemplativa y evangelizadora.

Con la visión de una nueva Evangelización, en 1994 José H. Prado Flores y el P. Emiliano Tardif (fundador de la Comunidad) unen sus experiencias y carismas para formar una Escuela de Evangelización Kerygmática, Karismática y Koinonía, con dos Escuelas madres: La Escuela "San Andrés" en México y la Escuela "Juan Pablo II"en Santo Domingo.

La mayor parte de las Casas de la Comunidad tienen su Escuela de Evangelización. Todas las Escuelas de Evangelización de la Comunidad se rigen en forma autónoma, si bien son asesoradas por la Escuela Madre "Juan Pablo II" de Santo Domingo.

 

El proyecto de las Escuelas tiene unos PRINCIPIOS y está asentado sobre TRES ELEMENTOS BÁSICOS.

LOS PRINCIPIOS.

Las Escuelas de Evangelización no son instalaciones y ni siquiera cursos, sino una Visión que culmina con una Acción. La visión y la acción se retroalimentan. Principios de la Visión.

A evangelizar se aprende evangelizando.

No basta evangelizar, necesitamos formar evangelizadores.

Un evangelizador no es el que evangeliza, sino el que forma evangelizadores.

La evangelización es una acción eclesial.

Principios de la Acción.

No vamos a dar cursos solamente, sino a capacitar los equipos locales para que los reproduzcan.

Factor multiplicador: capacitamos formadores de evangelizadores.

Los PASTORES ENGENDRAN PASTORES.

TRES ELEMENTOS BÁSICOS.

"Los Apóstoles daban testimonio de la Resurrección del Señor con gran poder" (Hech. 4,33)

He aquí la clave de toda evangelización. Para ello partimos de TRES ELEMENTOS BÁSICOS. No son tres elementos separados, sino interrelacionados, para que crezca su potencial.

A. - KErygma.

a). - Qué es.

Es el anuncio de la muerte del Señor Jesús y la proclamación de su resurrección, que es el fundamento de la vida cristiana, y primer paso del proceso evangelizador para nacer de nuevo.

Mediante esta predicación tan sencilla (I Cor 1,21) se hace presente y eficaz la salvación (Rom 1,16).

Por eso San Pablo exclama: " Ay de mí si no evangelizara. "( 1 Cor 9,16).

No me avergüenzo del Evangelio,

Que es fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree: Rom 1,16

b). - Contenido.

Jesús, muerto, resucitado y glorificado, como Salvador, Señor y Mesías.

Muerto por nuestro pecado y en lugar nuestro.

Resucitado para damos nueva vida.

Glorificado para recibir Espíritu Santo e interceder por nosotros.

Salvador, único, suficiente y excluyente.

Señor, que tiene todo poder en el cielo y en la tierra.

Mesías, que da el Espíritu Santo.

Aunque se valora el kerygma, no todo se reduce al kerygma. Estamos frente al reto de elaborar una catequesis, una liturgia, una teología, una moral, una formación cristiana, etc., que sean kerygmáticas, cristocéntricas y con dimensión evangelizadora.

c). - Objetivo.

La salvación personal, comunitaria y social, mediante un encuentro personal con Jesús resucitado que nos llena de Espíritu Santo con sus carismas para transformarnos en testigos con poder.

B. - Karismas.

a.- Qué son.

El Don de los dones: El mismo Espíritu Santo.

Dones espirituales dados a la Iglesia, que vienen en ayuda de nuestra debilidad.

Manifestaciones del Espíritu, para el bien común.

b. - Objetivo.

Para edificar la Iglesia de todos los tiempos, no sólo para su nacimiento.

Para evangelizar. Sin ellos, la predicación seria como una propaganda.

Para mostrar el poder, el amor y la fidelidad de Dios.

c. - Cómo se usan.

En relación siempre con la evangelización.

Culminan con el Sacramento.

El que crea y sea bautizado (sacramento) se salvará... (Mc 16,16). Existe armonía y conjunción (jamás oposición) entre carismas y sacramentos. Por tanto, jamás fanáticos de carismas sin sacramentos ni fanáticos de sacramentos sin carismas.

Los carismas nacen, crecen y se manifiestan en comunidad.

Se ejercitan en comunidad en contexto evangelizador.

El poder del Espíritu se manifiesta con:

La parresía: el poder de la palabra que traspasa el corazón y lo mueve a la conversión.

La dynamis: el poder de los signos, prodigios y milagros.

C. - Koinonía

a.- Qué es la comunidad.

Dios es comunidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo en comunión de amor.

Este Dios no ha querido salvar a los hombres individualmente, sino formando un pueblo, con el cual hizo una alianza.

Jesús formó un nuevo pueblo sin división de razas, lenguas ni fronteras sino unido por la fe y peregrino a la tierra prometida.

Espíritu Santo. El día de Pentecostés nace el nuevo Israel de Dios, la Iglesia.

La comunidad cristiana es comunión que brota de la misma Trinidad. Por tanto, es:

Comunión con Dios.

Comunión con nuestros hermanos.

Integración y maduración de la persona, imagen y semejanza de la misma Trinidad.

Está comunión, como en la Trinidad, es obra del Espíritu que ha sido derramado en nuestros corazones y que es el vinculo de la perfección (Rom 5,5).

b. - Dos polos importantes.

La familia: No olvidar que la primera comunidad es la familia.

La Iglesia: La gran comunidad es la Iglesia: dimensión católica universal y Diocesana.

c- Elementos de la comunidad.

Distinguir lo esencial de los accidentales. Los dos huevos: Uno vacío y el otro no. La comunidad no es, fundamentalmente, la estructura ni principios teológicos. Es la vida de Dios hecha presente en este mundo. Si hay vida, y vida de Dios, con capacidad de reproducir esa vida, entonces se puede hablar de verdadera comunidad. Si no, aunque vistan de la misma forma, se levanten a la misma hora y canten el mismo Salmo, ¡no es comunidad!

En el huevo, lo que está dentro puede ser capaz de hacer presente la vida. Diferencia entre los dos huevos: son iguales externamente.

Tienen la misma figura, forma y color, pero uno de ellos está vacío. Sólo tiene estructura externa de huevo, pero sin nada dentro. Lo importante es lo esencial, no lo accidental. Podemos tener estructura, forma, reglamento, organización, etc., pero eso no es la comunidad. Lo que importa es lo de dentro: amor y vida de Dios.

La estructura no es la comunidad. La comunidad tiene necesidad de la estructura, pero no se puede confundir una con la otra. La vida tiene necesidad de un recipiente que la proteja, pero no se identifica con el cascarón.

Conclusión.

Hay diversas formas de comunidad. El Espíritu Santo está suscitando nuevas formas de comunidad.

Cada comunidad tiene su propio carisma y su propia espiritualidad.

INTERRELACIÓN DE LOS TRES ELEMENTOS.

Cada uno de los tres elementos tiene su valor y su fisonomía. Cada uno ayuda a la evangelización.

Sin embargo, UNIDOS, tienen gran poder.

Cuando se integran:

A. - Kerygma + Karisma.

El Kerygma se proclama con carismas. El objetivo de los carismas no es el carisma en sí mismo, sino el anuncio del Kerygma. Los carismas hacen visible y sensible la predicación de la muerte y resurrección de Jesús.

En el Kerygma se anuncia que Jesús está vivo, pero con los carismas se ve que está vivo. Así no es propaganda, sino signo que refuerza la proclamación.

B. - Karisma + Koinonía.

La relación Karisma - Koinonía es profunda. Los carismas no son dados a una persona, sino a una comunidad. Son como el signo de la presencia del Espíritu en la comunidad. Pero sobre todo el carisma del amor y de la unidad son los signos principales de la presencia del Espíritu.

Por eso es contradicción de términos una comunidad sin carismas. No seria comunidad. Si le faltan los carismas es grupo, equipo, asociación.

Si tu comunidad no tiene carismas llámale de una forma diversa, pero nunca comunidad. Y si los carismas no te llevan a vivir mas profundamente la vida comunitaria, debes tener mucho cuidado porque un carismático sin comunidad es más un peligro que una bendición.

Si una persona acapara todos los carismas, tampoco es comunidad, porque los demás miembros no tienen sentido en el cuerpo.

C. - Koinonía + Kerygma.

El primer fruto del anuncio del Kerygma es la formación de la comunidad. La evangelización no termina si no se instaura una comunidad donde se puede vivir el Reino. La evangelización no termina cuando alguna persona acepta a Jesús en su corazón, sino cuando se integra al Cuerpo de Cristo que es la comunidad. El primer fruto del Kerygma es la comunidad.

Pero la comunidad no es fin en sí misma, pues tiene como objetivo anunciar el Kerygma dando testimonio que ha pasado de las tinieblas a la luz, no como individuos aislados sino como comunidad. No es suficiente el testimonio de un individuo, por más maravilloso que sea, sino de comunidades donde se pueda hacer visible que el Reino está en medio de nosotros. Nuestro mundo egoísta e individualista tiene necesidad de comunidades donde se pueda ver que el Reino está en medio de nosotros. Hoy cuando no se cree en el amor, nosotros podemos decir: "Miren como nos amamos.' Esto es un testimonio que Cristo está vivo en medio de nosotros.

Así pues:KERYGMA + KARISMA + KOINONÍA = EVANGELIZAR CON GRAN PODER.

RESULTADO DE LA INTERRELACION: EVANGELIZAR CON GRAN PODER.

Ni el KERYGMA, ni el KARISMA, ni el KOINONÍA son fin en sí mismos sino unidos están al servicio de la instauración del Reino: hacer que todo tenga a Cristo por cabeza (Ef 1,10) y que Dios sea todo en todos (1 Cor 15,28).

Cancelar un elemento perjudica y devalúa los otros restantes. Unirlos es potenciar la Evangelización:

No sólo se evangeliza, se evangeliza con poder.

No sólo se evangeliza con poder, sino que se evangeliza con gran poder.

LA COMUNIDAD-ESCUELA.

Todo lo que hemos visto permanece al nivel de idea si no aterrizamos.

Nuestra Iglesia está llena de planes pastorales, Sínodos Diocesanos y Documentos que casi nadie conoce y que poco se aplican.

No basta el plan, debemos concretizarlo y esto se hace por medio de la "comunidad-escuela".

La comunidad-escuela es el clima donde se forman los nuevos evangelizadores para la nueva evangelización:

No basta la Escuela. Se necesita una base comunitaria de los predicadores para que no trasmitan teoría sino experiencia de comunidad.

No basta una Comunidad. Es necesario que tenga dimensión evangelizadora por medio de un sistema de formación. La comunidad-escuela es pues al mismo tiempo una comunidad y una escuela.

La Comunidad-escuela no son las estructuras ni las Instalaciones materiales. No es un curso aislado, ni siquiera una serie de cursos.

LA COMUNIDAD-ESCUELA es el instrumento concreto, la herramienta de trabajo para evangelizar con gran poder y que tiene:

UNA VISIÓN.

UN PROGRAMA.

UNA ESTRUCTURA.

UNA METODOLOGÍA.

UNA NUEVA MENTALIDAD.

Que forma evangelizadores y formadores de evangelizadores.

La semilla de la Palabra proclamada en la Escuela no fructifica al ciento por uno, si no encuentra una tierra que la acoja, proteja y promueva su crecimiento, en LA COMUNIDAD.

CURSOS DE EVANGELIZACION.

El programa de la Escuela de evangelización está desarrollado en forma secuencial a través de tres etapas.

A) ETAPA FUNDAMENTAL: EVANGELIZAR.

Se establecen los fundamentos de la vida cristiana, así como la capacitación para ser testigos de la Vida Nueva.

B) ETAPA DE CRECIMIENTO: FORMAR EVANGELIZADORES.

Capacitación para cumplir con la misión de ser evangelizadores y formar a otros en la misma misión.

C) ETAPA COMPLEMENTARIA: FORMAR FORMADORES.

Herramientas necesarias para formar formadores de evangelizadores.

LA "ESCUELA DE EVANGELIZACION B.JUAN XXIII" siente el llamado a extender la Buena Nueva a toda criatura. Por ello se ofrece a las diócesis, a las parroquias y a todo movimiento eclesial para impartir los Cursos de Evangelización que tiene disponibles a la fecha.

Los vamos a relacionar, teniendo en cuenta el tiempo que hay que darles, según nuestro criterio, para que se reciban adecuadamente.

LOS CURSOS QUE NECESITAN, COMO MÍNIMO, cinco días Y, SI ES POSIBLE, ESTAR EN RÉGIMEN DE INTERNADO, SON LOS SIGUIENTES:

* JUAN (Discipulado) Proceso de discipulado para ser transformado en Jesús.
No basta proclamar a Jesús Salvador ni confesarlo como Señor, se tiene que definir como el único y exclusivo Maestro, que enseña a vivir.

* HISTORIA DE LA SALVACIÓN. La historia de salvación de Israel, es nuestra propia historia.
Adquirir mente bíblica mediante una visión panorámica de las grandes etapas del plan de Salvación, conociendo los criterios y constantes de la acción salvífica de Dios en la historia, para darnos cuenta que la Historia de la salvación es nuestra propia historia.

* MOISÉS. Formación de líderes. Itinerario de un líder y pastor para ser libre y sacar a su pueblo de la esclavitud y conducirlo a la Tierra Prometida. 
Prepara a su sucesor (Josué), que continúe con la obra de liberación.

* APOLO. Aprender a predicar, ofreciendo herramientas concretas en buscar el mensaje, organizarlo pedagogicamente y comunicarlo de tal manera que sea entendido y que cale en el oyente; solo así podrá llevarlo a la práctica. (Este Curso lo damos a través de la Escuela Nacional de Predicadores)

* El CURSO PABLO. Formación de evangelizadores. Formar nuevos evangelizadores para la nueva evangelización, que sepan trasmitir el kerygma de forma creativa y eficaz.
Contenido, objetivo y metodología del kerygma de Jesús, de los Apóstoles, y el de hoy, dentro del plan de salvación. Este curso está proyectado para darse en dos semanas, pero nosotros lo recibimos en Santo Domingo, durante una semana. Como final de Curso se sale por las casas, de dos en dos, para evangelizar.


CURSOS QUE SON MÁS PROPIOS PARA RECIBIRLOS EN UN FINAL DE SEMANA. (Dos días)

* NUEVA VIDA. Curso fundamental. Es el Seminario de vida en el Espíritu, pero con dinámicas y con metodología. Convertirse en testigo que ha experimentado la pascua de Cristo mediante un encuentro personal con Jesús resucitado, y una nueva efusión del Espíritu Santo, que lo ha hecho nacer de nuevo.

* EMAUS. Para hacer arder el corazón con el conocimiento de las Escrituras: 7 imágenes de la Biblia, 7 efectos de la Biblia, 7 mandamientos de la Biblia y adentrarse en la Sinagoga de Israel para escudriñar las Escrituras. No es un curso de Biblia pero sí para valorar la Palabra de Dios.

* JESÚS EN LOS CUATRO EVANGELIOS. Visión panorámica de Jesús, de acuerdo a cada uno de los cuatro evangelistas. Se conoce, se ama y se proclama a Jesús.

* PENTECOSTÉS. (Carismas) Evangelizar con poder. Aprender a depender del Espíritu Santo, protagonista de la Nueva Evangelización, y cómo usar los carismas para evangelizar el mundo de hoy.

* ELIAS. (Intercesión). Cómo vivir y practicar la intercesión.

* MARÍA, CARTA DE CRISTO. Presentar la figura y vida de María de Nazaret como modelo del discípulo y espejo de la Iglesia que se convierte en prototipo del evangelizador que, con el poder del Espíritu engendra la Palabra y la da al mundo.

* COMUNIDAD. Adquirir los principios fundamentales para vivir en comunidad consagrada al Reino, como testigos de que el amor de Dios ha sido derramado en este mundo. La Comunidad, lugar de encuentro de amor y lugar de crecimiento espiritual.
Dirigido a cualquier tipo de comunidad, desde la comunidad-matrimonio hasta a una comunidad como tal.

* INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA. Radiografía que nos introduce al fascinante mundo de la Biblia: División, Inspiración, Géneros literarios, lenguas, nacimiento y formación de la Biblia.

* ABBA, PADRE. Nos descubre la verdadera figura de nuestro Papá Dios y sana cualquier relación defectuosa que hubiésemos tenido con nuestros padres.

A nuestro entender, si deseamos que los Cursos calen y se reciban adecuadamente, hay que darles el tiempo adecuado y el lugar adecuado. Si no se dan estas condiciones, se darán y se recibirán los Cursos, diríamos, "por cumplimiento", "he recibido el Curso tal o cual"; pero no se llegará a los resultados que había de esperar.